Me inicié en el muralismo como una exploración de nuevas vías de acercamiento a los ciudadanos y al lugar que habitan.

A lo largo de 12 años he plasmado murales y gigantografías en diversos lugares de España y con ello he conseguido aportar conciencia social sobre el respeto al Patrimonio y fomentado la intervención positiva y participativa en el Arte y la Cultura cotidianos.

El Patrimonio Cultural y Social es un bien común que debe ser potenciado con una propuesta respetuosa, educativa y participativa. Por ello cada proyecto se inscribe dentro de los planes de actuación concretos de cada municipio o entidad privada que estén interesados y dispuestos a dinamizar, revitalizar y embellecer el entorno para generar espacios visuales de referencia.

El patrimonio visual se genera es original y aprovecha los recursos que ofrece cada espacio para crear un diálogo con el público, los colaboradores y los patrocinadores implicados en cada proyecto.

Carlos López Garrido